miércoles, febrero 11, 2009

Cita a ciegas

Si me ven en el mismo vagón de metro o sentado en la mesa de al lado de cualquier café, no hablen muy alto porque su conversación podría salir retratada en este blog o en un guión de cine o televisión.

Hace unos días estaba en un bar y me di cuenta de que la pareja sentada en la mesa contigua estaba viviendo una cita a ciegas fruto probablemente de un encuentro por internet. No lo dijeron explícitamente pero era obvio que no se conocían de antes, pues el chico estaba desgranando su vida, sus gustos y sus aficiones como habitualmente se hace en una primera toma de contacto.

La charla entre ellos me llamó por primera vez la atención cuando oí la siguiente frase: "Pues me gusta sobre todo Enya". Me giré para echar un ojo a quien acababa de decir eso. Era un chico de unos veintitantos, vestido completamente de verde, con la camisa metida por dentro. Su pierna no paraba de moverse bajo la mesa, muy nervioso. La chica que lo acompañaba estaba frente a él, hecha un ovillo y con la mirada fijada en el suelo. Ella no hablaba, sólo respondía con un par de palabras a las preguntas de él.

El chico intentaba desesperadamente sacar temas de conversación. "¿Cuáles son tus manías? La mía es hablar en tercera persona. Lo hago todo el tiempo. ¿No te has dado cuenta?". Y cuando el tema se había agotado él preguntaba por la infancia de ella. Y de repente ella se soltó y contó una historia loquísima de travesuras infantiles: de cómo ella y sus amigas habían tirado por la ventana los pupitres de clase. Él casi no reaccionó ante el relato porque creo que no estaba escuchando sino tejiendo su siguiente monólogo. Empezó a decir que él no era muy trasto pero que a veces hacía bromas en los telefonillos de los portales de su barrio. Contaba todo esto trufando su discurso con decenas de refranes. Algo exagerado.

Hice tiempo para ver cómo se resolvía la situación pero tuve que marcharme. Ojalá sean muy felices.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Jaja.. Me ha encantado! Feliz San Valentín Borja! Yo también quiero...

febrero 13, 2009 8:32 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home